Las ventajas de aprender Técnicas de Estudio desde una temprana edad

Las ventajas de aprender Técnicas de Estudio desde una temprana edad

Las técnicas de estudio suponen un conjunto de estrategias que ayudan a la persona a conseguir que el tiempo dedicado al estudio sea realmente efectivo. Para ello, es esencial aprender a organizarse desde pequeños y distribuir el tiempo disponible entre la materia a trabajar.

 

TE Edades TempranasEstos hábitos de organización, planificación y eficacia en la elaboración de los contenidos tienen que aprenderse desde la infancia; así, adquiriendo una buena rutina de trabajo, el tiempo dedicado será realmente eficiente. La regla de oro de este proceso es conseguir un buen método de aprendizaje y de consolidación, en definitiva, “aprender a aprender”.

 

¿Cuándo es más adecuado aprender las técnicas de estudio?

No hay una edad mínima para conseguir dominar estas herramientas, si bien, cuanto antes se lleven a la práctica, mejores serán los resultados académicos. Si desde la infancia los niños interiorizan el proceso a realizar (cómo organizar su tarde tras la jornada escolar, cuánto tiempo dedicar a realizar los ejercicios, memorizar los contenidos y repasar las materias), conseguirán mayor autonomía, invertirán menos tiempo en ello, y, además, el tiempo estudio y el aprendizaje serán mucho más provechoso.

 

Con los más pequeños trabajaremos los siguientes aspectos:

  • Uso de agenda: anotar los deberes, fechas de exámenes y tareas a realizar.

 

  • Organización: distribuir en cada tarde las tareas que debe realizar, teniendo en cuenta otras actividades extraescolares; así como el tiempo de ocio y juego.

 

  • Lugar de estudio: aprender que su cuarto es un lugar también de concentración, lo que ayudará a que adquieran mayor autonomía.

 

  • Subrayado: capacidad de destacar las ideas principales de sus materias

 

  • Esquema: organizar esas ideas por escrito, de forma visual, que ayude a su estudio posterior.

 

  • Resumen: capacidad de expresar los contenidos básicos por escrito, con una correcta redacción.

 

  • Concentración: capacidad de mantener la atención durante determinado tiempo.

 

  • Memorización: aprender trucos y estrategias que ayuden a retener la información

 

  • Ansiedad y relajación: controlar el miedo ante los exámenes y técnicas que ayuden a sentirse más tranquilos.

 

Este conjunto de técnicas suponen un método eficaz para que los niños, desde la infancia, aprendan una rutina de trabajo que asegure un éxito académico durante toda su vida escolar. A su vez, crecerán en responsabilidad y autonomía y conseguirán que el tiempo dedicado sea mucho más eficiente.

¡Ven a Personaliza y domina las técnicas de estudio!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>