La importancia de enseñar contenidos curriculares con aprendizaje de estrategias de aprendizaje.

La importancia de enseñar contenidos curriculares con aprendizaje de estrategias de aprendizaje.

En la actualidad nos encontramos con clases en las que hay treinta alumnos, en las que se recorta en tiempo de enseñanza, en las que el profesor/ a tiene que lidiar con cumplir con los contenidos curriculares en tiempo y forma. Todo esto hace que se despersonalice la enseñanza. No debemos olvidar que cada persona aprende a un ritmo distinto y que hay alumnos que necesitan más tiempo que otros. En la enseñanza española del momento, eso no es posible. Los alumnos que necesitan más tiempo se quedan atrás sin tener remedio ya que los profesores no disponen del tiempo ideal para atender a esas dudas.

 

Contenidos curricularesSabiendo esto se debería instar a todos los colegios e institutos a introducir en su currículo anual la enseñanza de estrategias de aprendizaje. Esto, desgraciadamente en la actualidad, es una utopía. Pero no quiere decir que no se pueda hacer. Es importante que los alumnos sepan aprender activamente, que se impliquen, que amplíen el contenido, que sepan hacer esquemas y resúmenes… Parte del alumnado hace resúmenes sin sintetizar la información, sin saber realmente qué quiere decir, copiando directamente lo que dice el libro, saltándose la parte tan esencial del subrayado; en definitiva, sin entenderlo.

 

Es por eso que en todos nuestros centros enseñamos a aprender. Tienen que saber qué es importante y que no lo es, cómo se hacen los esquemas, a qué parte debo prestar más atención, dónde puedo localizar más información de manera fiable. Además tienen que saber hacer esquemas. Muchas veces nos encontramos con chicos que copian lo que dice el libro sin molestarse en entenderlo y escribirlo con sus palabras, no es lo mismo utilizar palabras técnicas que palabras comunes. Igual de importante es organizarse la tarea. Es habitual que se deje para el final lo que menos gusta pero esto es un gran error. Cuando nos ponemos a trabajar estamos despejados y atentos.

 

Según pasan las horas, tu cuerpo se empieza a agotar y rindes peor. Si a eso le sumas que la tarea no te gusta, por lo que no estás tan motivado, hacerla es un suplicio. Siempre hay que empezar por lo que menos nos gusta o lo que más difícil nos resulta. De esta manera prestamos más atención y será más fácil resolverlo. Lo mismo pasa con el repaso diario de las materias. Si empezamos a repasar por lo que más nos cuesta tenemos más posibilidades de terminar entendiéndolo. Por último no nos podemos olvidar de programar descansos. Tan importante es trabajar duro como descansar. Si descansas 5 ó 10 minutos cada hora, retomas la tarea con más fuerza.

 

Esto es lo que trabajamos en Personaliza. Gracias a nuestro equipo multidisciplinar hacemos que el alumno resuelva sus dudas y salga de nuestros centros sabiendo hacer todo lo que anteriormente se ha resumido. Tan importante es trabajar las materias como enseñar a aprender. Igual que se aprende a sumar o restar porque es un ejercicio productivo, enseñamos a estudiar para que la etapa estudiantil sea más fructífera y menos agotadora.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>